¿ARMAS DE OTROS MUNDOS?.
      Por José Antonio Roldán y Marisol Roldán (copyright. 1997)



No todos los contactados con extraterrestres hablan de paz, de amor y de conexión entre
estas entidades con sus receptores del "mensaje". Frente al gran grupo de los que afirman
que ellos son benignos, están los que opinan que, a veces, utilizan métodos pocos amistosos,
aunque eso si muy persuasivos e intimidatorios: fórmulas paralizantes, abducciones de
negativo recuerdo, borrados de memoria, traumas físicos y psíquicos, supuestos implantes,
gestaciones involuntarias y posteriores sustracciones del feto en humanas...
    ...¿Qué está sucediendo?, ¿cuál es la verdad?...y lo más importante...de ser cierto todo
esto, ¿a dónde llega su poder científico y destructivo?...

    La literatura, el cine, la propia casuística y los testimonios de algunos contactados y abduccidos, nos intentan hacer ver
el avance científico y tecnológico de supuestas civilizaciones provenientes de otros planetas, dimensiones, etc...
    Cómo es natural y, sobre todo, evidente es de pensar que unos seres venidos de lejanos y recónditos lugares, como
afirman muchos testigos, deben, cuanto menos, estar avanzados en dichas áreas: Ciencia y Técnica. Relegado queda ahora
el si son reales o ficción, ya que aunque desde mi punto de vista sea neutral, partiendo de dichos testimonios son reales, y
me refiero a esa realidad que ellos dicen estar o haber estado viviendo, otro punto sería verificar la verdadera existencia
de dichos seres, que por otro lado es la cuestión básica en toda investigación ufológica.
    Si su civilización no fuese "superior" a la nuestra, cómo si no podrían sortear las enormes distancias que separan entre sí
los mundos y las galaxias. Al tiempo que deben aunar un manejo sobre la espacio-temporalidad cósmica, y viajar a años luz
como mínimo, aunque también podrían vivir más que nosotros y tener la posibilidad de embarcarse en milenarias odiseas
espaciales...Claro está que todo lo dicho son hipótesis, descabelladas o no, pero son ideas y teorías que lo abstracto del
tema te deja pensar.
    Si tenemos en cuenta que, a pesar de que en la Tierra nos creemos tan desarrollados en todos los campos de la vida,
nosotros a penas conocemos las leyes básicas de la física, química, matemáticas...que desconocemos nuestro propio planeta
y las fuerzas que lo contienen...que con nuestros radiotelescopios sólo podemos visionar una realidad, que al día de hoy, se
nos hace una utopía poder "vivir" físicamente. Si tenemos en cuenta esto comprenderemos porque, a pesar de querer creer que
estamos en la era espacial y cibernética, somos unos "niños", los hombres, que estamos empezando a dar nuestros primeros
pasos por ese "jardín" llamado Cosmos...
    Faltan todavías años, décadas, quizás milenios, para que los terrestres podamos vivir y colonizar otros mundos; no menos
lejano queda el día en que podamos explorar "in situ" otras galaxias...En definitiva, somos teóricamente impotentes ante esas
entidades que, según defienden algunos contactados y creyentes, de está nueva religión de finales del siglo XX y del nuevo milenio, nos visitan incesantemente.
    Y si los hombres, de este planeta, aún siendo unos neófitos en la ciencia cósmica, somos capaces de crear armas de terribles efectos, como las nucleares, láser y similares...¡qué no podrán poseer estos seres!, que deben, siempre presumiendo que los testimonios sean reales, de adelantarnos cientos de años en conocimiento.
    En nuestros pequeños laboratorios de genética probamos a crear vida, con éxito, clones...a modificar, en resumen, la Naturaleza.
Si esto y más, hoy nos es posible, aquí en este pérdido e ínfimo punto del Universo...Da casi miedo intentar dilucidar que prodigios pueden realizar estos aparentes portentos de la ingeniería y de la inteligencia cósmica que dicen existe ahí fuera...
    Claro que no da menos pavor el imaginar que nosotros, siguiendo un lento desarrollo vamos, poco a poco recorriendo una curvatura ascedente por la estadística científica. Dentro de un tiempo, siglo más o menos, quién sabe si nosotros seremos otros tripulantes más de ovnis que viajarán a otros planetas, o por qué no a nuestro propio pasado...
 

               Autores:       José Antonio Roldán y Marisol Roldán
                                   * Presidentes del Club Ufológico y Paranormal (C.U.P)
                                   * Conductores y directores de los programas radiofónicos Años Luz y Extraños.
                                   * Editores y directores de la publicación Años Luz.

jars@mixmail.com

VOLVER AL INDICE