Revista CICI 


                                                                                                                                      
volver al INDICE



FEMINOFOBIA

Vencer al miedo, es como pedir la muerte de una parte de nosotros mismos, en realidad, nadie quiere hablar de sus temores, pues es un campo acotado, un TABÚ, un desconocimiento y pánico agónico a hablar del tema. Solución: enfrentarse a ellos, ¿cómo? ¿ Comiendo y con la boca abriendo?, pues no señor, no es tan sencillo como parece.

Mucha gentuza por ahí alardea enormemente diciendo que ellos vencieron sus temores mas remotos, no obstante, me gustaría saber de sus temores mas ocultos. Dicen ,que el amor echa fuera al temor, pero hay que amar mucho para que esto suceda.

Parece como si el dichoso efecto 2OOO nos estuviera borrando todos los ficheros buenos. Lo mismo, este celebérrimo efecto está afectando mas a las neuronas cerebrales masculinas que a las femeninas, patente es la cantidad de mujeres muertas y maltratadas que se oyen caer casi a diario como moscas. Por lo visto, su eterno poder de dominio sobre las féminas está en fase de extinción y esto les asusta, no soportan ver como se les viene encima un mundo compuesto por personas totalmente cualificadas en todos los aspectos y totalmente independientes al margen de su sexualidad.

Sin duda alguna todos opinamos lo terrible que es, que un joven haya asesinado a su novia de diecisiete añitos porque había roto con él, o que le peguen a una fuego como si fuera un fósforo a causa de una pelea, o que te den un hachazo porque fue sin querer, discutiendo, o que te destrocen viva con un niño en tus entrañas y entierren tus trozos en cuatro lugares diferentes. TODO, noticias no sacadas precisamente de la "Matanza de Texas" sino de sucesos reales, tales como la vida en sí.

A un paso del nuevo milenio debemos comprender, y mas los hombres, que las mujeres no somos propiedades, no somos artículos de venta al mejor postor, sino simplemente personas, con sus virtudes y defectos, y creo que últimamente están abusando de su dominación que le fue impuesta desde principio de los siglos. Cada ser es un mundo por descubrir, por lo tanto no quisiera reflejar un feminismo ni acusado, ni leve, pues ningún extremo llegó a buen fin, solamente un derecho, la vida. Afortunadamente no todos los hombres son iguales, aunque deberían reconsiderar reflexivamente su postura, ya que tras todos estos apoteósicos asesinatos, se hallan los móviles del mal entendimiento, las discusiones, los problemas de pareja en general, y esto precisamente no es ningún motivo para quitar la vida a nadie.

Sería genial amar a nuestras respectivas parejas hasta el fin de los días, pero si eso no es posible, no hay que incendiar nuestro propio mundo por ello, somos considerados animales racionales y perfectamente adaptados al medio como para poder sobrevivir ante infinidad de adversidades, por ello nadie, digo absolutamente nadie es imprescindible para vivir, quizás haya quien al irse de nuestro lado se lleve consigo parte de nuestra felicidad e ilusión por vivir, pero no se puede sacar agua de un pozo seco, ni ver amor donde no lo hay.

Tal vez el secreto esté en poner todos un poquito de nuestra parte, y no se pone en práctica ciertamente cuando una mujer va a la policía a poner una denuncia por malos tratos, y el poli de turno le pide "sangre" para demostrar que los hechos fueron reales.

No caigamos en la absurda deidad del machismo absoluto asociado con la imagen de un hombre abofeteando a una mujer, no se es mas machito por eso, si quieren comportarse como animales pues que se vayan a convivir con ellos a la selva, mientras tanto, las criaturas que quedemos podríamos intentar sacar a la luz nuestro lado mas humano sin ninguna ráfaga de sexismo. La mujer es parte del hombre y viceversa, son complementos ideales y no solo por la continuación de la vida, sino por miles de razones que podrían enriquecernos y hacer nuestra existencia mas llevadera si les diéramos una oportunidad a todos esos sentimientos maravillosos que la mayoría de las veces no dejamos que salgan a la superficie.

"CUANDO VEAS A UN HOMBRE BUENO,
TRATA DE IMITARLO;
CUANDO VEAS A UN HOMBRE MALO,
EXAMÍNATE A TI MISMO"
(Confucio)


Articulo remitido por Cynthia


volver al INDICE