revista CICI




QUIERO SER IMPERFECTA
por

Cynthia


Si nos diéramos cuenta, comprenderíamos que somos la imagen perfecta del exhibicionismo, cada mañana nos miramos en el espejo para intentar mejorar nuestro aspecto físico. Estamos programados para vivir en una sociedad en la que la imagen es una forma de vida. Los valores de las personas ya no son condimento esencial, todo se reduce en exclusiva al envoltorio, es como una caja de sorpresas, puede que dentro esté vacía, pero eso no importa si lo de afuera es atrayente e invita a mirarla.

Poco a poco nos hemos ido narciseando en la propia ignorancia de la mera apariencia, cierto que es precioso admirar lo bello, pero no solo lo es lo que está a la vista, los ojos es un miembro mas del cuerpo, no el único, esto es total y absolutamente ridículo, puede que haya mas de uno/a que no sepan ver mas allá de sus narices, pero, por eso, no tienen que meternos a todos en el mismo saco.

Seguramente no sería mala idea que se acondicionara un sitio especial apartado, quizás ahí podrían ir a parar, los feos, minusválidos y menos agraciados, ya que si esto continúa así, no habrá mucho sitio en nuestra sociedad para todo el que pertenezcamos al gremio, puesto que, por si no lo saben, algo patético está ya en marcha, una innovación de un genio para algunos, y un demente para otros, que pretende al estilo mas hitleriano intentar crear una raza aria, perfecta. Supongo que la mente de tal individuo, pensará que los hijos que están naciendo ahora en estos tiempos podrían ser mejores, se trata de perfeccionar la máquina, o mejor aún, crear unas criaturas con todos los requisitos. Su nombre es "Ron" y aparte de dedicarse a la explotación de cuerpos, ahora ha puesto a la venta los óvulos de sus top models, un reclamo para llenarse los bolsillos de dinero sucio y fácil, comercializando con algo tan importante como es el principio de la vida, porque cree, que sus chicas son simplemente perfectas en TODO, ¿es que no vale tanto el óvulo de cualquier mujer que pasee por la calle? Sin duda esos valen mucho mas, porque no tienen precio y las portadoras poseen algo que estas señoritas y su protector no saben ni que existe, LA SENSIBILIDAD. Es inaudito y hasta infame, pero lo que es mas ultrajante aún es que empiece como una subasta, vamos como el que está vendiendo un cuadro, o una mesita de noche. Forman parte de un grupo peculiarmente trazado, tanto las modelos, el vendedor, como los que compran, han caído tan bajo en sus vidas que supongo que hacer algo de semejante calibre les viene como anillo al dedo, ya se sabe, estas personas no saben lo que es ni una amistad, ni el amor ni nada que se le parezca.

Dicen que para el próximo milenio se espera una pandemia mucho peor que el cáncer, que nos afectará a la mayor parte de la población, se refieren a la depresión, y desde luego no me extraña en absoluto, no es cuestión de ser mas o menos fuerte psíquicamente, sino de vivir en un mundo con semejantes personajes, que parecen haber salido de un thriller y que ahora existen como una pesadilla.

Durante muchos años y siglos el mundo ha evolucionado satisfactoriamente para la mayoría, en cuanto a comodidades se refiere, en una palabra la evolución nos ha hecho una vida mas fácil y mas estresante también, pero, sin embargo, ya no somos los mismos, el hombre moderno no piensa, es, como diría Darwin, el eslabón perdido entre el mono y los humanos, solo obedece a su instinto de tener, conseguir, lograr, a costa de lo que sea necesario. En virtud de estos hechos, la depre será poco para lo que vendrá, menos mal que los críos en el vientre de sus madres, no pueden asomarse por aquí antes de nacer a echar un vistazo, porque, sino, el índice de natalidad descendería considerablemente, negándose a venir al mundo la mayoría de ellos y es que dado el panorama, no es muy acogedor el sitio como nos lo proponen.

Todo lo que levanta polémica vende, y eso es precisamente lo que quieren, pero ya no se trata de eso, sino de pensar y hasta meditar si es que aún nos es posible, en lo caótico de esta y otras situaciones por el estilo, porque como dije antes, no son sólo ellos, sino todos los que participan en la puja por los óvulos, quizás deberíamos habilitar en el próximo milenio,- ya que la ciencia avanza tanto-, el planeta Marte, con un poco de suerte podríamos enviarlos allí, a que creen su propia compañía de soldaditos perfectos, y aquí nosotros continuaríamos en nuestro mundo, lleno de imperfecciones, pero también, lleno de sentimiento.

"Gente. . . . . . . . . . . . ¡Infinidad!. . . . . . . .. . . PERSONAS. . . . . . . . . . ¡¡Poquísimas!!

(Joan Sancho)
 

Articulo remitido por
Cynthia

cardea28@teleline.es


ir al INDICE