Los Nommo

¿Maestros celestiales de los dogom?

Autor: Miguel Alcaraz-Presidente de Asociación Cultural "Galileo Einstein" de Montequinto (Sevilla).

Los Dogon de la República de Mali (África Occidental) tienen un conocimiento detallado de la Constelación Can Mayor, cerca de Orión. Pero ¿Como obtuvieron ese conocimiento?.¿Les fue transmitido, como afirman, por antiguos astronautas? ¿Que saben los Dogon sobre Sirio y todo el Sistema Solar?.

Los Dogon afirman sorprendentemente: "Creemos, con total certeza, que fuimos "enseñados" y "civilizados" por los "NOMMO" procedentes del espacio exterior".

¿ PERO QUIÉNES SON LOS DOGON?

Se trata de una tribu de la República de Mali, que ocupan la Meseta de Bandiagara, donde viven en la actualidad, estableciendose en algún momento entre los siglos XIII y XVI. La Meseta está a más de 400 KM. al Sur de Timbactú y es, casi todo el año, un terreno inhospito gran cantidad de aldeas de barro y paja, ocupados por casi dos millones de habitantes.

A primera vista no tendrían nada de especial en relación con otras tribus de las denominadas "primitivas".

Aunque son un pueblo feliz y satisfecho, con una filosofía, religión y actitud ante la vida que datan de hace muchos milenios, no podríamos catalogarlos ni ellos se sienten como "primitivos", ya que tienen un conocimiento extraordinario y detallado de una parte de la astronomía, circunstancia extremadamente "curiosa", ya que se trata de una tribu muy aislada.

¿ CUALES SON SUS CONOCIMIENTOS ASTRONÓMICOS?

El conocimiento de los Dogon, nos llegó a través de una sola fuente. En 1.931, dos antropólogos de los más respetados de Francia, Marcel Griaule y Germaine Dieterlen, iniciaron un estudio a fondo de los mismos; vivieron con ellos durante 21 años. En 1.946, Griaule empezó a ser considerado y reverenciado por los Dogon como si se tratase de uno de sus sacerdotes y el simbolismo enormemente complejo que nacía de su creencia en unas "entidades" anfibias, a las que llaman Nommo, que vinieron del espacio a civilizar el mundo.

Los descubrimientos de los dos antropólogos fueron publicados por primera vez en 1.950, en un ensayo titulado: "Un sistema de Sirio sudanés" en el Journal de la Societé des Africainistes.

A la muerte de Griaule, Germaine Dieterlen se quedó en París y escribió acerca de sus estudios en un volumen titulado: Le Renard Pâle (El zorro pálido, 1.965), patrocinado por el Instituto Nacional de Etnología de Francia.

Los dos trabajos vienen a decir que el sistema de creencias de los Dogon se basan en conocimientos muy exactos de astronomía, mezclados con una forma de "astrología".

Precisamente dicen: Que alrededor de Sirio, existen diversas estrellas y planetas que giran a su alrededor. Una estrella llamada por ellos "PO TOLO" la acompaña en su giro y está compuesta por una materia más pesada que cualquier material terrestre, y que se mueve en una órbita elíptica de 50 años de duración.

"PO TOLO" es adorado en sus rituales más secretos, reproducido en dibujos, está tallado en su arquitectura sagrada y puede ser observado en grabados y dibujos cuyos diseños datan con seguridad, de hace cientos o miles de años.

También afirmaban: Que la Luna era seca y muerta como sangre seca y muerta". Dibujaban el planeta Saturno con un anillo alrededor (únicamente se conocen otros dos casos de tribus primitivas que disponen de la misma información). Sabían que los planetas giran alrededor del Sol y registraban los movimientos de Venus en su arquitectura sagrada. Conocían las "cuatro lunas mayores" de Júpiter, vistas por primera vez por Galileo (en la actualidad se sabe que son 14, por lo menos). Sabían que la Tierra gira sobre su eje. Creían que el número de estrellas es infinito y que existe una fuerza en espiral en la Vía Láctea, a la que está conectada la Tierra.

Buena parte de estos conocimientos están envueltos en mitos y simbolismos, en los que cada elemento perteneciente al espacio está representado por un elemento equivalente terrestre, por lo que no puede decirse que carecieran de ambigüedad. En el caso de Sirio B, en particular, los hechos eran indiscutibles. Los Dogon eligieron deliberadamente el objeto más pequeño y significativo que pudieron encontrar: Un grano de cereal básico, para simbolizar a Sirio B: PO TOLO significa una estrella hecha de semillas de fonio. Para describir el enorme peso de su contenido en mineral dicen: "Todos los seres que hay en la Tierra, unidos no podrían levantarla".

Los Dogon dibujaban en la arena una elipse ovoidal, para representar la órbita de Sirio, situando a ésta dentro de la órbita donde debe estar, y no donde uno lo colocaría espontáneamente: en el punto focal, cerca de un extremo de la elipse y no en el centro.

Sus dibujos rituales muestra a Sirio acompañada por dos estrellas invisibles; una es pequeña y extremadamente densa "más pesada que la materia de la Tierra". La otra sería cuatro veces más ligera y tendría una órbita circular.

Creen que los Nommo salieron de un planeta dependiente de esta última estrella.

¿COMO PUDIERON OBTENER LOS DOGON TAN EXTRAORDINARIOS CONOCIMIENTOS?.
 
 

Los sacerdotes, creen profundamente que unas criaturas anfibias de un planeta del sistema de Sirio aterrizaron en la Tierra en la antigüedad y dieron esas informaciones a los iniciados que, a su vez, los fueron transmitiendo a sucesivas generaciones a lo largo de los siglos. Llaman Nommo a esas "entidades" , y los adoran como "maestros" del Universo, padres de la humanidad, guardianes de sus principios espirituales, dispensadores de lluvia y amos de las aguas", los cuales llegaron en un "arca" (¿nave espacial?).

Las descripciones del aterrizaje son muy precisas. Dicen que el arca aterrizó al noroeste del territorio Dogon; también describen el sonido del aterrizaje del arca. Dicen que la "palabra" Nommo fue enviada por él en las cuatro direcciones mientras descendían, y que sonaba como el eco de los cuatro grandes bloques de piedra golpeados por los cantos por los niños, según ciertos ritmos especiales, en una pequeña caverna próxima al lago Debo. Presumiblemente, quieren significar un sonido profundo y vibrante.

Los sacerdotes dicen que ésta tomó tierra en terreno seco y "desplazó" un montón de polvo por el torbellino que causó. La violencia del impacto marcó el terreno...... y el arca patinó".

Pero el problema sobre el conocimiento de los Dogon es saber ¿si pueden haber adquirido sus conocimientos de una forma normal y corriente, explicable en términos racionables, o si les fue comunicada por los Nommo o los obtuvieron de los occidentales, incorporandolos a su mitología?.

¿QUÉ SABEMOS NOSOTROS DE SIRIO B?

Los astrónomos occidentales dedujeron hace 150 años que algo extraño sucedía alrededor de Sirio, notaron ciertas irregularidades en sus movimientos, que solo se podían explicar por la existencia de una estrella próxima que causaba perturbaciones con su fuerza de gravedad. En 1.862 el astrónomo norteamericano Alvan Grahan Clark, logró ver esa estrella mientras probaba un nuevo telescopio, y la denominó Sirio B.

En los años 20, sir Arthur Eddington formuló la teoría de que ciertas estrellas son "enanas blancas", que son aquellas estrellas que, acercandose al final de su ciclo, se han hundido dentro de si mismas y se han vuelto superdensas. La descripción se adaptaba con exactitud a la versión de los Dogon.

¿Cómo podrían haber llegado a tales conocimientos en los tres años que pasaron entre el aumento de la teoría de Eddington, entre 1.926 y 1.928, y la llegada de Griaule y Dieterlen en 1.931? - esto pensando que pudieran haber llegado a dicho conocimiento por medio de alguna persona o civilización que tuviera estos conocimientos- Los dos antorpólogos estaban atónitos: "No se explicaban como unos hombres desprovistos de instrumentos podían conocer los movimientos y ciertas características de estrellas virtualmente invisibles".

¿PODEMOS COMPROBAR LA VERACIDAD DE LOS CONOCIMIENTOS DE ESTA TRIBU?.

Solo hay dos maneras de verificar las creencias de esta tribu, primero, verificar si en otros lugares existen tradiciones que confirmen sus creencias y, segundo, ver si las afirmaciones de los Dogon pueden ser comprobadas científicamente.

Afortunadamente, es posible comprobar las dos cosas. La descripción que hacen los Nommo es muy clara: eran anfibios y su función consistía en civilizar y dar vida. La descripción de las dos estrellas invisibles en órbita alrededor de Sirio resulta muy interesante, pues, aunque una "enana blanca" ya ha sido descubierta, la otra no ha sido observada todavía. Si los Dogon tuvieran razón en esto, sería una confirmación del resto de su mitología.

En la antigüedad, los Dogon fueron, casi con toda seguridad, vecinos de los Egipcios, que vivían en el Norte de África, en las costas del Mediterráneo. Por lo tanto, son las Mitologías egipcia, mesopotámica y griega, las que deberemos examinar para saber si existen leyendas paralelas que hablen de Sirio y de las "entidades" anfibias".

Ninguno de los mitos, tal como han llegado hasta nosotros, describe el tipo de conocimiento acerca de la astronomía invisible de Sirio que los Dogon parecen poseer.

Sí se encuentran referencias a considerar a Sirio como una estrella importante y que es lógico que la hayan utilizado en sus mitologías, ya que además de ser la estrella más brillante del cielo su orto Helíaco coincidió durante muchos años, con las crecidas del Nilo, adquiriendo una especial importancia cosmológica.

Para Peter James, historiador de la época clásica, encuentra una pista en la relación entre Isis y Osiris: "Isis, la diosa de Sirio, tenía un marido Osiris, que era considerado oscuro o negro. Uno de sus aspectos era Anubis, un Dios con cabeza de Chacal. No hay mucho más, pero por lo menos, sugiere la posibilidad de que los egipcios conocieran a la compañera invisible de Sirio.

También las leyendas Griegas y Dogon acerca de anfibios civilizadores se han revelado mucho más prometedoras. Los extranjeros con cuerpo de pez abundan en la mitología griega, sobre todo en la isla de Rodas, donde floreció el mito de los Telquinos, genios transmisores de cultura.

El historiador griego Diodoro Sírculo escribió de ellos que eran "los descubridores de ciertas artes, e introdujeron otras cosas útiles para la vida de la humanidad". Otros textos dicen que se trataba de "espíritus mágicos submarinos" y "demonios de las profundidades del mar", relacionadas con Poseidón; al parecer, tenían cabeza de perro y aletas en vez de manos".

La cautelosa conclusión de Peter James es que "parece haber un sustrato de mitos griegos que vincula a algunas deidades marinas con la introducción de la civilización y los oráculos, y que tienen paralelismos en las tradiciones de los Dogon y los babilonios".

Nada de esto, resulta tan concluyente como podría ser el descubrimiento de una tercera estrella en el sistema de Sirio, hecho que predicen los Dogon. Hasta ahora únicamente parece haber indicios.

Como conclusión a lo dicho se puede decir que la prueba definitiva está aún en manos de los astrónomos y por lo tanto, parece que en la actualidad habría una duda sobre la existencia y procedencia de los hombres Nommo.

¡ EN MANOS DE LOS ASTRÓNOMOS ESTÁ LA SOLUCIÓN AL ENIGMA !.


 
 

Bibliografía: "El Misterio de Sirio" de Robert Temple.

"El zorro pálido" de Germán Dieterlen.

Si quieres contactar con el autor o con la A.C.G.E. escribe un email a: galileoeinstein@arrakis.es; igual si has sufrido algún suceso de abducción o avistamiento ovni y lo quieres contar.

18802

volver al INDICE